Este pescador consigue al jigging la «captura de su vida», un mero de más de 30 kilos: «Llevaba ya siete meses detrás de él. Había tenido varias picadas, me había doblado anzuelos, me había partido líneas, me había partido cañas… lo he tenido enganchado hasta en ocho ocasiones, pero esta última gané yo la batalla», explica Pachi Piñero a Jara y Sedal.

El artículo Pesca a jigging un enorme mero de más de 30 kilos en Alicante después de siete meses tras él aparece primero en Revista Jara y Sedal.