El IREC ya había alertado de que el flutriafol, uno de los fungicidas más utilizados en las semillas de siembra, reduce en más de un 50% las polladas de perdiz roja. Ahora acaban de registrar nuevos perjuicios a nivel fisiológico y reproductivo por lo que recomiendan restringir su uso y comercialización.

The article Un estudio descubre nuevos perjuicios que las semillas blindadas provocan a la perdiz roja appears first in Jara and Sedal Magazine.