El enorme macareno cruza la calzada en milésimas de segundo y el coche se lo lleva por delante casi sin darse cuenta. Te mostramos el vídeo.

jabalí
Tres momentos del impacto. / Facebook

Lasobrepoblación de jabalíeses
un grave problema para muchas zonas del mundo porque, más allá de los numerosos
daños agrícolas que causa, tiene una consecuencia directa mucho más grave para
una sociedad: elnúmero de vidas que se lleva por delante.

En este caso te lo mostramos de forma
gráfica y rápida en un vídeo en el que un
coche que va por una carretera en una noche de niebla se estampa casi sin darse
cuenta con un tremendo jabalí
. El enorme macareno cruza la calzada en
milésimas de segundo y el coche se lo lleva por delante.

Aunque el vídeo no muestra las consecuencias finales del accidente, probablemente y por fortuna éste no se cobrase la vida del conductor, pero sí pondría en serias apreturas a la integridad del vehículo, siempre poniéndonos en el mejor de los casos y no valorando la posibilidad de que éste quedase siniestro.

Sin duda, son infinidad los accidentes que se producen contra turismos, gran parte de ellos con un final fatal no sólo por el impacto contra el propio animal, sino también por evitarlo, algo que provocasalidas de vía que acaban en vueltas de campana y la muerte de los conductores. Para esto existe una única solución: la caza.

Un ejemplo más: otra moto se estampa contra un jabalí y lo graba

Momento del percance con el jabalí. / YouTube

En este vídeo podrás darte cuenta fácilmente de que la vida de un motorista cuelga de un hilo. La grabación es realmente aterradora y da razones de cómo puede afectar la sobrepoblación de jabalíes a las vidas humanas, en este caso en cuanto a accidentes de tráfico se refiere.

El motorista circula por una carretera secundaria cuando una piara de jabalíes se cruza en su trayecto. Además, sucede con el condicionante de la lluvia, que afecta a la circulación normal.Este es el vídeo.

The article Conduce entre la niebla cuando de pronto aparece un gran jabalí appears first in Jara and Sedal Magazine.